Prensa, Noticias, Artículos y Entrevistas

“Callejón de San Nicolás, Albayzín”, acuarela de George Owen Wynne Apperley RA RI (1884 – 1960).
En 1917 se afincó en Granada, donde conoció a Enriqueta, su futura esposa y musa, posando esta belleza, en cantidad de sus obras. A través del Centro Artístico de Granada entró en contacto con pintores locales tales (Soria Aedo, José María Rodríguez Acosta, López Mezquita…). Fue un auténtico cronista plástico de Granada, donde ha dejado infinidad de obras sobre sus calles, monumentos y paisajes mixtos, repartidas por todo el mundo. Socio del Centro Artístico, Literario y Científico de Granada colaboró muy activamente con esta entidad centenaria. Su hijo Enrique también lo es, así como entusiasta de nuestras actividades y de la ciudad de Granada.

Relato de Manuel Pérez Serrabona, Granada 1948

Íntimo amigo de mi padre.

Posted by Enrique Riki Apperley on Sunday, July 1, 2012

George Owen Wynne Apperley nació el mes de Junio de 1.884 en Ventnor (Isla de Wight, Inglaterra) en el seno de una familia aristocrática de tradición militar galesa. Quedó huérfano de padre con apenas seis años. Desde muy temprana edad manifestó su inquietud por el dibujo, la pintura, así como por la lectura de temas clásicos de la mitología griega, contando entre sus volúmenes favoritos uno con ilustraciones de Flaxman. Intentando disuadirlo de su verdadera vocación, la familia lo enviará a estudiar en colegios de estricta formación victoriana. Ante la persistencia en sus convicciones artísticas, por fin podrá matricularse en Herkomer Academy (1903), dónde tomará partido por los movimientos pictóricos anti-academicistas, manteniendo una actitud crítica contra la rígida ortodoxia del momento.

Acompañado por su tutor, Mayor Wilkinson y financiado por una tía suya, viajará a Italia (1904), donde entrará por primera vez en contacto con la luz del Mediterráneo. Su experiencia quedará reflejada en acuarelas de estampas venecianas, de calles costumbristas y ruinas de edificios clásicos. Visitará, entre otros lugares, Roma, Florencia, Nápoles, Venecia, fijando su pasión por el mundo antiguo mediterráneo y la estética prerrafaelista.

Cuando apenas contaba con veinte años de edad, la Real Academia de Londres reconocerá sus méritos, admitiendo uno de sus cuadros para su exposición anual (1.904). En 1.907 contrae matrimonio en secreto con Hilda Pope, dado que la familia de la novia no veía con agrado este enlace, negándose a dar su conformidad para que se celebrara la boda. La joven pareja se instalará en Lugano (Suiza) y posteriormente, a su regreso a Inglaterra, lo hará en Hampstead (cerca de Londres). Como fruto de esa unión nacerán sus hijos Edward y Phyllis. Hilda Pope nunca llegará a comprender ni compartir el entusiasmo de su marido por los países mediterráneos. Cuando Apperley decidió trasladarse al Continente, Hilda permanecerá en Inglaterra, al cuidado de sus hijos. Jorge Apperley (como se “castellanizará” su nombre en la ciudad de Granada) viajará por distintos lugares de la geografía española (1.914), lo que marcará un cambio trascendental tanto en su vida personal como en su faceta artística.

Abandonará progresivamente su etapa paisajística para interesarse por los secretos del retrato, sobre todo el femenino. Terminará afincándose en la ciudad nazarí (1.916). En ella conocerá a Enriqueta Contreras, que será su compañera inseparable a lo largo de su vida. Apenas tenía catorce años cuando conoció al artista, que la dejará reflejada en su obra con retratos de cuidada elaboración y sensibilidad exquisita. De esta unión nacerán su hijos Jorge y Enrique (Riki).

A pesar del espíritu rebelde del que hiciera gala en su juventud, será beligerante detractor de los estilos vanguardistas, a lo que llamará “ismos”, tratando así de definirlos en una personal acepción no exenta de ironía. Se relacionará con pintores granadinos como Soria Aedo, Rodríguez Acosta, López Mezquita o Morcillo. Su “carmen” en el Albaycín granadino y su estudio de pintura, servirán como punto de encuentro para los intelectuales más importantes del momento. Son numerosos los testimonios que ha dejado en su obra de esta ciudad, siendo digno de elogio el esfuerzo personal que hiciera por mantener la tradición, el tipismo y el patrimonio histórico de esos lugares.

Su preocupación por los estudios de la luz, así como por los distintos puntos de encuadre, pasan casi desapercibidos por su aparente bidimensionalidad fotográfica. Unirá su necesidad de trasmitir la belleza del momento (luz) con la testimonial (realismo de las imágenes) y la preocupación por las distintas técnicas pictóricas. Su “Semana Santa” de la Carrera del Darro nos trae connotaciones de las noches en Arlés de Van Gogh. La “Iglesia de San Bartolomé”, a la pintura religiosa del Barroco español, con un sugestivo realismo que invita a traspasar el portón de madera (apenas un rectángulo oscuro), para acceder al recogimiento interior de la capilla. La luz roja de los amaneceres granadinos y el sol blanco-cal del medio día en la “Calle Elvira” no han tenido mejor intérprete que este granadino galés. Será en Granada donde vive su plenitud artística.

En 1.918 organiza su primera exposición individual en el Hotel Palace de Madrid que inauguran los reyes de España, llegando a convertirse en el acontecimiento cultural del año. Durante las décadas de los años veinte y treinta trabajará los mismos estilos que Julio Romero de Torres. De ella se hicieron eco los periódicos más destacados de la época. En 1928 volverá a seducir al publico madrileño con sus pinturas de mujeres andaluzas presentado el 18 de Noviembre en el Círculo de Bellas Artes.

En 1.945 recibe la encomienda de Alfonso X el Sabio y en 1.951 será nombrado Académico de Honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo (Málaga). Como consecuencia de los disturbios que se producen durante los primeros años de la República española, su radicalismo conservador tuvo como consecuencia que sufriera en su casa un atentado por la colocación de una bomba. Este acontecimiento le hará abandonar definitivamente España, trasladándose con toda su familia a Tánger, Marruecos.

Morirá a consecuencia de una embolia cerebral, el mes de septiembre de 1.960, después de haber recibido los más altos honores y el reconocimiento unánime de toda la sociedad de su época.

 Milagros Soler Cervantes

http://www.albaicin-granada.com/noticias.php?listEntrada=61

http://www.culturandalucia.com/George%20Owen%20Wynne%20Apperley%20ALBUM%20DE%20FOTOS.htm#Apperley_fotos_inicio

http://www.culturandalucia.com/george_owen_wynne_apperley_BIOGRAFIA.htm

http://www.culturandalucia.com/George%20Wynne%20Owen%20APPERLEY_galeria.htm

http://www.culturandalucia.com/GRANADA/Jorge_Apperley/Enriqueta_Contreras_Una_musa_granadina.htm

http://www.culturandalucia.com/George_Owen_Wynne_Apperley_enlaces.htm

“El aljibe” autor Alberto Granados

Nota de prensa 19 de enero de 2013

CajaGRANADA

Relato de Flavio Sevilla Vargas

“El pintor de la luz y el color” autor Miguel Vicente Prados

Apperley en la hemeroteca de ABC

http://www.abc.es/hemeroteca/apperley/Cultura-s

Placa Apperley

http://www.ideal.es/granada/20140402/local/granada/ayuntamiento-granada-tarda-anos-201404021004.html

DSC02864

Apperley cuenta ya con una placa bien escrita
Apperley newplaque 100414

http://www.granadahoy.com/opinion/detail.php?id=1926359#opi


Información

El Centro Artístico inaugura oficialmente la sala de exposiciones con el nombre de “Sala Apperley” que servirá de homenaje y recuerdo permanente de este pintor inglés que vivió en Granada durante la mayor parte de su vida. Asistirá Enrique Apperley, hijo del homenajeado. Se colocará una placa con el nombre del artista a la entrada de la sala de exposiciones.

Será el Martes, 10 de Mayo de 2016, a las 19:00 horas
En la sede de CALC

”’

29 de enero de 2016
G.O.W. APPERLEY. La obra de un pintor y realismo del pasado siglo que continúa sorprendiendo.

La Alhambra

La historia de nuestro arte se ha escrito entre interminables pinceladas que llenaban de vida innumerables lienzos, dando como resultado obras realmente bellas. Muchas de ellas, conocidas por todos los amantes de la pintura. Otras y gracias a el trabajo de magníficos artistas, las podemos contemplar en distintas exposiciones a nivel Internacional, y varias de estas fueron un reflejo vivido y parte de una época del pasado siglo. Pero sin duda, la esencia del artista continúa presente en cada uno de los detalles de sus cuadros. Como es el caso del gran pintor que integra nuestro espacio.

ENTREVISTA A Enrique Riki Apperley sobre su padre, el pintor G.O.W. Apperley RA RI y su obra. (1884-1960).

Atrapado por EL ARTE

En mi opinión, el mayor interés por la pintura en mi padre y a nivel nacional, aparece desde su primera exposición en Londres (1906), la cual estuvo influenciada por el mucho público que atrajo y la atención de los críticos de arte. Además de sus exposiciones en la Real Academia, ”Real Instituto de Londres” y la de Madrid en 1918 visitada por los Reyes de España, que también tuvieron un gran impacto en el mundo del arte de aquellos tiempos.

Biografía de una HISTORIA

En cuanto a la historia de mi padre George Owen Wynne Apperley RA RI. Siempre hay recuerdos que resultan dificiles de expresar sin emocionarse, con lo cual, mejor prefiero dejaros un detalle de su Biografía:

fbd05-g-o-w-apperley-primer2bautorretrato-25c325b3leo2b1912

Nació el 17 de junio de 1884 en Ventnor, Isla de Wight, Reino Unido, Bisnieto de “Nimrod”, Charles James Apperley, deportista y escritor, educado en Eagle House School, Sandhurst y en la Escuela de Uppingham, estudió arte en las Academias de Herkomer, Bushey, Herts, del Reino Unido. También expuso en la Real Academia de Londres en 1905. Realizando su primera exposición exposición individual y cómo mencionada anteriormente, en Londres y en el año 1906. Al mismo tiempo, lo eligieron como miembro del Real Instituto de Pintores Acuarelistas de Londres en 1913. Y se afincó definitivamente en España, el 19 de marzo de 1916, donde vivió una temporada con Sigfrido Burman en el número 1 de la Calle Guzmán El Bueno de Madrid. También vivió en Tánger durante la República y la Guerra Civil en España. Comendador de la Mehdavia, 1937. Encomienda de Alfonso X El Sabio, 1945. Académico de Honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo de Málaga, 1951. Y finalmente, dejándonos una gran Obra, murió en Tánger el 30 de septiembre de 1960.

La realización de UN ARTISTA

La obra de G.O.W. Apperley y para los que la conocen bien, goza de una gran variedad trabajos pictóricos que te trasladan a un sin fin de lugares, escenas llenas de encanto y propias del pasado siglo. Pero desde el recuerdo y analizando con los años la temática de mi padre, sin lugar a dudas, con lo que más realizado se sintió y lo que más le influenció, fueron los temas mitológicos, así como el color o la luz que descubrió en Italia y más adelante en España, muy diferentes a los de Inglaterra, su país natal.

El estilo de SU OBRA

mendigo-c3a1rabe-acuarela

Dentro de su gran trayectoria artística, y en lo que respecta a la plenitud de su obra, tratando de ser objetivo, en cuanto a su estilo y por las críticas formadas de profesionales de nuestro arte, su trabajo entra dentro del Impresionista-Realista, con tendencias prerrafaelistas en sus inicios, que obsesionado con la mitología, esta parte y sus detalles, también queda reflejada en toda su pintura.

Un paseo por el PRESENTE

Tratando de destacar algún concepto dentro de la actualidad de su pintura y las variantes que la forman, principalmente, os puedo decir que depende de los gustos de cada uno, pero creo que sus admiradores en general, prefieren las acuarelas que realizó durante sus visitas a Italia y más tarde en España, sobre todo en Granada. Los retratos y calidez de sus desnudos, forman también buena parte del presente de su obra.

Coloreando EMOCIONES

En lo que respecta a sus inquietudes e ilusiones, nunca se lo pregunté, pero me imagino que sus emociones tuvieron que ser numerosas. Mi padre era muy reservado y sólo compartía sus pensamientos con su ”musa”, mi madre Enriqueta Contreras. De algún modo, creo que su ideología y forma de entender la vida, también queda reflejada en cada una de sus pinceladas. Ellas eran su vida.

Agradecimientos

d2b14-g-ow-2bapperley-cordobesa-2bacuarela-1923

Sin duda, faltaría sitio en este espacio para dar las gracias a todas las personas que de una forma u otra han seguido la obra y el legado pictórico de G.O.W Apperley. Siempre les agradeceré la admiración que muestran por la obra de mi padre. Sus pinturas hablan por sí solas.

Josep Lluís Del Río

http://www.guiarteytu.com

”’

Traducción del artículo por Chris Chaplow publicado en andalucia.com, noviembre 2017.

G.O.W. Apperley RA RI (1884-1960)

”’

GranadaHoy 291018 #granadahoy_com @MedinaJuanjo
Dar nombre a la placeta sin nombre.
Abren una petición de firmas para bautizar la placeta de la calle de la Gloria con el pintor George Apperley

Estatua

Monolito con la estatua de George Owen Wynne Apperley, que preside la placeta de la Calle de la Gloria.

J. J. MEDINA

FACEBOOK TWITTER GOOGLE-PLUS
Entre las reviradas rutas del Albaicín, las calles que suben de la Carrera del Darro a San Juan de los Reyes llaman la atención por su rectitud. En una de ellas, la calle Gloria, se abre una placeta sin nombre, sin placa que la identifique, y con un pequeño pilar presidido por una estatuilla antecedida por un enrejado. La figura es la del pintor inglés George Owen Wynne Apperley, cuya familia acaba de iniciar una petición de firmas a través de la plataforma change.org “para que se nombre la innominada placeta de la Calle Gloria, en el bajo Albaicín”, con el nombre del artista británico.
Apperley nació en Ventnor, en la isla de Wight, al sur de Gran Bretaña, en 1884 y se estableció en Granada en 1917 tras haber realizado varios viajes previos. De una relación con Enriqueta Contreras nacieron dos hijos, Jorge y Enrique. Es el segundo de estos quien están promoviendo a través de las redes sociales que esta placeta lleve el nombre de su padre. Apperley se integró a la perfección con la ciudad y sus costumbres, y ayudó a preservar las tradiciones. En sus obras era temática habitual los monumentos de la ciudad, vistas, escenas costumbristas y rincones señalados del Albaicín. El pintor se trasladó a Tánger en los años 30 del siglo pasado aunque siguió realizando viajes esporádicos a la ciudad, donde dejó un abundante legado. Falleció en la ciudad marroquí en el año 1960.

En el año 2007, bajo el mandato de José Torres Hurtado, se inauguró la rehabilitación de esta placeta de la Calle Gloria, conformada en su laterales por el Callejón del mismo nombre. La familia del artista donó a la ciudad la estatua, de algo más de medio metro de tamaño y esculpida por Mariano Benlliure, para colocarla en el centro de la misma a la espalda de un pequeño pilar cuyo caño rompe el silencio de este escondido rincón del Albaicín bajo.

A día de hoy, la placeta no aparece en el callejero de la ciudad y en múltiples ocasiones, el hijo del artista, Jorge Apperley, ha apelado a las autoridades de la ciudad para darle oficialidad al lugar con el nombre del pintor, como expresó en diferentes ocasiones a través de las redes sociales.

La petición a través de change.org se encuentra bajo el nombre “Que el Ayuntamiento de Granada llame a la placeta de la Gloria G.O. Apperley pintor”, y está cerca de lograr su pretensión inicial de 200 firmas. Al cierre de esta edición, la iniciativa llevaba suscritas 176 voluntades.

https://chn.ge/2yCkGGo

”’

 

Anuncios

2 pensamientos en “Prensa, Noticias, Artículos y Entrevistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s